Follow me on Google+

Header Ads

Con mi Dios Todo lo Puedo ¡Voy a triunfar! (Reflexiones y Consejos)

Me levante esta mañana y me vi al espejo, pensé "Me veo muy vulnerable", pues tenía 2 semanas que no dormía bien porque esos días habían sido muy agitados, madrugar para hacer diligencias, que si cuidar a un familiar en el hospital, llevar los niños a la escuela, trabajar, hacer los quehaceres de la casa, en fin me levantaba muy temprano y me acostaba muy tarde. Obviamente al levantarme hoy tengo estas ojeras y mi cuerpo muy cansado. ¡Me veo muy vulnerable! pareciera que ya no tuviera fuerzas, tengo muchos problemas que enfrentar hoy, y mi físico me recuerda que estoy muy golpeado y no podré triunfar.




Antes de poder decir ¡Me Rindo! escuche una voz, no sé si fue que alguien me gritó desde afuera, si fui yo mismo que lo pensé, no se si fue la voz de un recuerdo, pero ésta decía: "Puedes verte maltratado, pues un buen soldado debe pelear y es lógico que de cierto modo se vea golpeado, puede que te sientas cansado pues luchar tiene que ver mucho con el esfuerzo, pero a pesar de todo esto debes tomar fuerzas y seguir adelante, porque si hoy día estas vivo quiere decir que has vencido en muchas batallas, y estoy seguro que la batalla de hoy también la ganarás porque Dios esta contigo, con Él todo lo puedes, si te sientes cansado búscalo que Él te tiene un río lleno del agua que necesitas, un río lleno de fuerzas que de seguro te levantará para nunca más caer".

Como dije, no se que fue esa voz, pero lo que si sé es que Dios tuvo que ver algo en eso, y que es una de tantas reflexiones de amor que espero seguir experimentando de parte de Él. Y es por eso es que ahora mismo digo: "Aunque Parezca débil, con mi Dios Todo lo Puedo". ¿Qué es todo? es absolutamente ¡TODO! ¡Problema tu no me ganarás! ¡Voy a Triunfar! ¡Con mi Dios todo lo puedo!

Consejos para que recuerdes que en Dios todo lo puedes

No es fácil recordar lo fuerte que eres cuando en el espejo vez a alguien débil. Por eso te dejo algunos consejos que te van ayudar:
  • Recuerda cuando eras un niño indefenso, no dependías de ti para estar seguro. Así es ahora, no dependes de ti sino de Dios.
  • Recuerda las veces que Dios te ha protegido y respaldado. Si lo hiso una vez, también lo puede volver hacer.
  • Lee la Palabra de Dios y medita en ella todos los días «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece».
  • Piensa «Si Dios entregó su hijo por mí, no es lógico que me desampare en estos momentos»
Medita en esto, pon a prueba y te darás de cuenta que comenzarás a confiar más en lo que Dios dice de ti, que lo que la gente dice de ti, o tu mismo ves en el espejo.

"Puede que muchas personas te vean como alguien pequeño, sin fuerzas incapaz de lograr algo, peor aún, puede que tú mismo o tú misma te veas así. Pero quiero que sepas que aunque las circunstancias te hagan parecer débil e incapaz, con Dios Todo lo Puedes ¡Bendiciones!"

Reflexiones y Consejos DX



Publicar un comentario

0 Comentarios