Follow me on Google+

Header Ads

Qué es dominio propio (Devocional cristiano - 1Cor 6:12)

¿Sabes qué es el dominio propio? es un espíritu, visto desde el punto de vista físico como la capacidad que tenemos los seres humanos de controlarnos. Es decir, no dejarnos llevar por nuestras emociones, deseos... y que tales cosas no nos controlen a nosotros. Pero hay algo más que debes saber acerca del dominio propio, así que sigue leyendo.

Qué es dominio propio (Devocional cristiano - 1Cor 6:12)

1 Corintios 6:12 nos relata lo siguiente:

Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.

El dominio propio es bueno en todos las personas, en diferente áreas de tu vida, pero ese "Propio" es algo peligroso. Porque ese "propio" me lleva hacer lo que yo quiera, y si lo que yo quiero está mal, el "dominio propio" no me está ayudando mucho.

Por ejemplo, un hombre que quiera restaurar su matrimonio porque ama a su esposa, pero dice "¡No! a pesar de que tengo impulsos emocionales que me atraen a ella, no regresaré para que sepa que conmigo no se juega". Y está mal, porque su pensamiento está errado, y aunque él crea que tiene dominio propio, que de cierto modo si está controlando sus emociones, lo que está demostrando es orgullo.

Una definición mas conveniente de lo qué es dominio propio

Es por eso que es importante conectar el dominio propio con la voluntad de Dios. Realmente si te preguntas qué es el dominio propio, una respuesta mas sana para ti sería «Es tener control sobre ti mismo, para no hacer las obras de la carne, ni aún cosas lícitas que no nos conviene, sino hacer la voluntad de Dios, formando nuestro carácter para que nada nos parte de su amor»

qué es dominio propio
Qué es dominio propio (Devocional cristiano - 1Cor 6:12)


Porque como dice la palabra, todo te es lícito (permitido) mas no siempre todo te va a convenir. Y voy con el punto que me llama más la atención de este devocional. Y es que dice que todas las cosas son lícitas mas no me dejaré dominar por ninguna.

Muchas veces tenemos tan poco dominio propio que busca el argumento más mínimo para estar habilitados para accionar. Y aunque lo encuentres, y sea acertado, el accionar de esa manera demuestra poco control sobre ti. Te dejo un ejemplo para que me entiendas mejor:

Un hombre desesperado por tomar alcohol. Su cuerpo lo anhela, el quiere y lo desea. Y por eso busca argumentos que los favorezcan. Entonces descubre que pecado es emborracharse "¡Con una cerveza no me emborracharé! así que tomaré una". Bien, lo hace, y supongamos que no pecó. ¿Demostró dominio propio? No. Porque había un deseo impulsivo en él, que aunque era "lícito" lo dominó.

¡Atento a esto! te dejo algunos retos para que demuestres que tienes dominio propio

Tal vez te escandalice un poco con lo que voy a decir, pero tal vez pases horas, días... frente a una computadora compartiendo mensajes cristianos, viendo vídeos cristianos, conversando en grupos cristianos ¡Y es lícito! pero puede que mas que un deseo por Dios, sea muestra de falta de dominio propio porque tiene una atracción exagerada por el Internet. 

Por eso el apóstol dice «Todo me es lícito, más yo no me dejaré dominar por ninguna». El sexo en el matrimonio es lícito, si, pero no dejes que él te domine (resulta que tu esposa no te puede atender por una razón de peso, y ya vas y formas un problema). Y así con muchas cosas, a veces tan cristianas, pero que debemos tener control sobre ellas por medio de la buena voluntad de Dios. Así que te reto a que dejes de hacer algo lícito que te gusta mucho por un día, una semana... tu decides.

  • Intenta dejar de escuchar a ese cantantes cristiano por una semana a ver como te va.  ¡Si, cristiano! ojo, está que lo escuches, solo trabajemos el dominio propio.
  • ¿Qué tal si te reúnes esta semana con otros hermanos de la iglesia y te mantienes al margen de los que siempre andan contigo? está interesante
  • Si le dices a tu esposa que se abstengan de tener relaciones sexuales por un tiempo determinado ¿Cómo sería tu reacción?
No te quiero disciplinar, tampoco quiero que sufras, solo quiero que reflexionemos en que debemos aprender a dominarnos ¿Por qué? porque puede llegar un momento en que por "X" circunstancia no puedas escuchar ese cantante, no puedas caminar con tus amigos, no puedas tener sexo con tu esposa... y viene y tomas rumbos equivocados porque tu cuerpo no lo soporta ("no sigo escuchando música cristiana porque me gustaba era el cantante X", "ya no voy mas a la iglesia porque tal persona no va", "Voy a buscar sexo en otro lugar porque mi esposa ya no me satisface").

Mil disculpa que esto se hiso largo para ser un devocional como de costumbre jajaja pero espero podamos juntos reflexionar acerca del verdadero dominio propio. Ora a Dios:

Señor muchas gracias por tu palabra, gracias porque me enseñas. En esta oportunidad te pido me des dominio propio, fortaleza... para no hacer lo que mis sentimientos o mi cuerpo me pidan, sino lo que tu quieres que yo haga. Hoy declaro que caminaré como tu quieres que yo camine, porque ese fruto del espíritu está en mi. Te amo, en el nombre de Jesús amen.

Publicar un comentario

0 Comentarios