Follow me on Google+

Header Ads

Tener fe en Dios ¡"Ventajas" de la incredulidad! (Devocional Cristiano - Mc 6:1-6)

Siempre debemos tener fe en Dios. Y ese «Siempre» es en todo momento sin importar las circunstancia. Una de las circunstancia que puede golpear nuestra fe, es la incredulidad de los demás. Sin embargo eso tiene una "Ventaja". Aprendamos más a continuación con este devocional cristiano.

Tener fe en Dios ¡"Ventajas" de la incredulidad! (Devocional Cristiano - Mc 6:1-6)

El libro de Marcos capítulo 6 nos enseña acerca de tener fe en Dios. Nos dice que Jesús fue a su pueblo, y allí no le tenían fe (versículo 3). Y fíjate lo que dice el versículo 6 (KDSH):

El estaba sorprendido de la falta de confianza de ellos.[31] Yahshúa fue a los pueblos y aldeas de los alrededores enseñando.

tener fe en Dios
Tener fe en Dios ¡"Ventajas" de la incredulidad! (Devocional Cristiano - Mc 6:1-6)


Tener fe en Dios aún cuando otros dudan

Como vemos el mismo Jesús estaba sorprendido de esa incredulidad. E inmediatamente dice que Jesús se fue a las aldeas y pueblos cercanos, alrededor a enseñar. ¿Pero qué nos enseña todo esto? aquí podemos ver a dos grupos de personas:

  • Las que no creyeron.
  • Y las que estaban alrededor de ellas.
Y es que Jesús a diferencia de nosotros, no se estanca (debemos aprender de Él). Porque si alguien no cree en sus palabras de milagros y salvación, inmediatamente busca a alguien cercano que si la pueda creer. Pero en nuestra humanidad cuando estamos rodeados de personas incrédulas, esa incredulidad quebranta nuestra fe de dos formas:
  1. Se nos contagia la incredulidad y decimos «Él tiene razón no va a suceder nada»
  2. Aunque creemos deducimos algo como lo siguiente «Yo si creo, pero mi familia no, así nunca vamos a recibir el milagro»
Cuando en realidad, el hecho de estar rodeado de personas incrédulas, es una razón para prepararnos porque posiblemente Jesús se sorprenda de su incredulidad y no haga muchos milagros, pero no todo acaba allí, sino que Él mirará alrededor y va a enseñar, a capacitar, a entregar el milagro... a quién tenga fe ¡Y ese eres tú!

Por eso hablo de "ventajas" de la incredulidad, entre comillas claro está. Porque aunque para muchos estar rodeado de personas incrédulas, desobedientes, desanimadas... es una razón para perder la fe, para nosotros es una razón para decir ¡Jesús va a tener que mirar alrededor de esa personas y aquí estoy yo con fe dispuesto a recibir lo que tiene para entregarme!

Así que, no te desanimes si el que tienes al lado no cree. Debes tener fe, porque esa fe será la que te va a entregar todo lo que Dios tiene para ti.

Habla con el Padre: «Señor gracias por tu palabra. Muchas gracias porque sé que aunque a mi alrededor se mueva una atmósfera de incredulidad, duda... tu no vas a ignorar mi fe y vendrás a entregarme lo que tienes para mi. Padre no permitas que esas influencias quebranten mi fe, dame fuerza para mantenerme firme sin importar las circunstancias. Hoy más que nunca decido creer en ti, en el nombre de Jesús ¡Amén!»

Publicar un comentario

0 Comentarios