Dios cumple sus promesas (Devocional Cristiano: Jueces 4)

Dios cumple sus promesas ¡Y lo hace siempre!. Y podemos cortar mucha tela acerca de este tema, pero en esta oportunidad solo te quiero compartir un devocional que he realizado. Lo podemos encontrar en Jueces 4, así que te invito a que leas el capítulo completo.

Dios cumple sus promesas (Jueces 4)

Cuando leemos Jueces capítulo 4 vemos como se le dice a Barac que juntara a las personas en el monte de Tabor y sus enemigos serían atraídos y entregados en sus manos. A nadie le gusta atraer a sus enemigos, mucho menos si hablamos de nuestro enemigo espiritual, Satanás. Incluso, siempre se reprende, se hecha fuera... porque no lo queremos cerca.


Sin embargo muchas veces es necesario enfrentarlo para ver el cumplimiento de nuestra promesa (Mira cómo vencer la tentación). Si hacia Barac no fuera sido atraído sus enemigos probablemente no fuera visto la Gloria de Dios haciendo cumplir su promesa. Y tal vez tu sientas que estás atrayendo solo cosas malas, problemas, retos enormes... pero no te asustes, que si tienes una promesa de parte de Dios esos enemigos creen que te están persiguiendo pero realmente van es al encuentro de su destrucción ¡El cumplimiento de la promesa de Dios para ti!

Dios cumple sus promesas siempre ¡Mira...!


Y es que Dios cumple sus promesas siempre, y hay veces que si no fuera porque tienes a tu enemigo cerca esa promesa sería difícil de cumplir como por ejemplo el caso de Barac. Sería difícil cumplir que en Cristo somos más que vencedores si no somos expuesto a una batalla. Es complicado saber que tienes un Dios que te da las fuerzas para vencer la tentación si no eres expuesto a una. Y así con cada cosa, prosperidad y miseria, familia y ruptura, sanidad y enfermedad.

Por otro lado, vemos como a pesar que muchos enemigos murieron frente a Barac faltaba uno que era Sísara. Y aunque no fue él quien lo mató, igual llegó la muerte a ese hombre. Porque no importa si tu estás, no importa si está o no a tu alcance, la promesa de Dios se va a cumplir así sea por medio de otras personas.

En conclusión:

  • Dios atraerá el enemigo pero para que sea vencido.
  • No importa si tu puede hacer posible tu milagro, Dios va a mover sus piezas para cumplir lo que te ha prometido.

Señor te doy muchas gracias por tu palabra, hoy más que nunca creo que tus promesas se van a cumplir en mi vida. Declaro que aún las cosas que no puedo traer a mi vida, tu traerás personas que serán un instrumento de bendición para mí. Muchas gracias Padre porque si el enemigo está cerca es para ser derrotado, en el nombre de Jesús ¡Amén!

Publicar un comentario

0 Comentarios